TOP

FUERA MIEDOS

Pareciera que las cosas han evolucionado y mejorado mucho para las mujeres hoy en día, cada vez hay más oportunidades laborales y nombres de mujeres en artículos sobresalientes; Pese a lo anterior, es un hecho que la gran mayoría aún sienten miedo varias cosas, por ejemplo, a ser un poco más independientes, a probar o a intentar a hacer cosas nuevas por cuenta propia sin que nadie las guíe. 

Creo que este miedo viene de dos lados: el miedo a estar desprotegidas y el miedo a ser criticadas. Criticadas muchas veces y muy duramente tras el escudo de las bromas, donde los que critican se absuelven de culpa diciendo que es un “chascarrillo” y que por eso no es ofensa, tal como se le ha estado haciendo actualmente a Yalitza Aparicio.

En cuanto al miedo a estar desprotegidas, creo que empieza desde que nacemos, nuestros padres, maestros, amigos, primos, la sociedad entera, nos han sobreprotegido demasiado. Desde que estamos pequeñas, escuchamos frases como: “Hijo, no dejes sola a tu hermana”, “¿Con quién irás a la fiesta?”, “¿Quién te va a acompañar?”, “¿Con quién te vas a regresar?”, en fin, se nos ha metido de forma inconsciente y colectiva un chip que pareciera contener una regla de supervivencia que nos pide estar siempre acompañadas. Esto ha generado como consecuencia, un terrible miedo a estar solas y podría decirse que si esto sucede, corremos peligro de muerte. Entonces, la regla de oro es: NUNCA ESTÉS SOLA.

Y de verdad, tanto hombres como mujeres lo vemos de esa manera, lo comprobé personalmente hace tiempo cuando platicaba de un viaje que haría por mi cuenta, y no hubo una sola persona que no me dijera “¡Que valiente!”, escuchar esto me causaba cierta tristeza. ¿Por qué una mujer es valiente por hacer algo sola? 

Es verdad que somos mucho más vulnerables que los hombre, nos tenemos que cuidar de aquellos que protegen lo suyo pero dañan lo ajeno, porque claro, tratándose de la novia, la hija, la hermana, la mamá que no les hagan nada. A la novia del amigo, a la vecina, a una extranjera, o cualquiera que no sea de “su propiedad” esas si no importan. Bueno ese es otro tema, la cosa es que sí nos tenemos que cuidar pero no por eso tenemos que llegar a ser dependientes.

Y es que tener miedo a estar solas es más peligroso que el mismo hecho en sí, no sólo estamos siempre a expensas de alguien y limitamos nuestro potencial, sino que al depender de alguien más, llegamos a tal punto de bajar nuestros estándares de exigencia en cuanto a cómo queremos ser tratadas,  y  aceptamos a cualquier persona (ya sea amiga, familia, pareja, colega, etc), con tal de estar acompañada. Tener a alguien cerca para sentirnos seguras puede ser contraproducente. 

Hay muchas mujeres que tienen muchos sueños, ideas, metas, planes de vida, que la gran mayoría de las veces se quedan sólo en eso, porque no tuvieron con quién hacerlo o porque simplemente tuvieron miedo. Por eso me gustaría compartir 5 actividades para realizar de manera individual que nos pueden ayudar a brindar seguridad y autonomía. Y no se trata del empoderamiento a la mujer, rebeldía u osadía, se trata de VIVIR SIN MIEDO. 

1. Inscríbete a un gym.

Pero no te inscribas con una amiga ni se pongan horarios juntas, para que al final de cuentas ni vayan porque nunca coinciden en los días. A muchas nos da pena ir al gym solas, y más si nunca hemos pisado uno, da mucha pena no saber ni usar una caminadora, ¿no es cierto? Pero relájate, siempre hay una primera vez. Puedes apoyarte con el instructor para que te guíe paso a paso. 

2. Ve a un café 

Esta puede ser menos atemorizante que la anterior. Llévate un libro, tu lap, ¡o a tu perro! 

3. Inscríbete a un taller

Excelente oportunidad para aprender o mejorar eso que te gusta tanto. Busca algún tema de tu interés e inscríbete. Puede ser un taller, un curso o una conferencia.

4. ¡Viaja!

El mejor tip que te puedo dar es que viajes sola. Tal vez para muchas les parezca el punto más difícil, pero es lo mejor que podrás hacer por ti en toda tu vida. Descubrirás nuevas habilidades en ti y cosas que nunca te hubieras imaginado que podrías hacer.

5. Date un día y consiéntete

La verdad es que a veces es muy tedioso tener que ponerte de acuerdo con todo el mundo sobre de la hora, la fecha o el lugar, si tienes mil ganas de ir al cine VIP, pero nadie quiere ver la peli que tú quieres, ¡No importa!, vete tú. Quieres ir por tacos pero las demás están a dieta, ¡Ve por ellos! ¡Hazlo!, es muy rico hacer lo que uno quiera sin tener que preguntarles a los demás si están o no de acuerdo. 

 

No es sencillo confrontar los temores, menos si lo primero que nos frena es la crítica de los demás, pero conforme hayas encontrado la actividad ideal para ti y la practiques con frecuencia hasta ser una experta en el tema, tu seguridad irá aumentando, la crítica será lo de menos y tu independencia irá creciendo. Date la oportunidad de ver por ti y hacer lo que más te gusta. No dejes que nada ni nadie te limite. 

Más de la autora

Comments (1)

  • ZZM

    Me identifiqué completamente con este articulo

    Al cambiarme de país y estar sola por primera vez en mi vida sentía un pánico total a hacer las cosas sin que nadie me acompañara, pero poco a poco tienes que ir dejando ese miedo de lado y como dices no es sencillo pero es muy gratificante

    ¡Gracias por el articulo esta padrísimo!

    reply

Post a Comment