TOP

Mi nombre es Ana Rosa Sebastián Martínez y antes que nada soy mamá. Trabajo en la escuela que se llama Nenemi en el Centro de Desarrollo Indígena Loyola y ahí colaboro como intendente pero también como maestra de biblioteca.

La familia de mi madre habita desde hace más de medio siglo una casa vieja ubicada en un pueblo del Bajío. Como casi todas las casas viejas tienen uno o varios fantasmas,