TOP

Amor y dolor, la música de Rosalía

Este artículo es patrocinado por Disonantes, personalidades discrepantes e inconformes unidos por el gusto a la buena música. Orgullosamente promueven temas de cultura musical. 

Convertida en un ícono juvenil de la música hispanoamericana, Rosalía le rinde homenaje al amor y al dolor con su más reciente disco “El Mal Querer” una producción audaz que es toda una obra maestra.

El sufrimiento es inherente al placer, así como el amor causa el dolor. En la Música esta
dualidad danza con armonía, son elementos que matizan el sentimiento del artista y en justa medida la interacción de ellos puede crear grandes obras de arte.

Ese es el caso de “El Mal Querer”, segundo disco de la cantante española Rosalía, el cual fue considerado por gran parte de la crítica como una de las mejores producciones del año pasado, pero más allá de su complejidad sonora y musical, este álbum conceptual narra en 11 temas una desgarradora historia de amor y tiene una capacidad asombrosa para contagiar emociones.

Con 25 años la cantante catalana está convertida en un fenómeno mediático poniendo su nombre en todos lados. Pero como no muchas veces pasa en estas épocas de artistas de artificio, el talento de la Rosalía es equiparable a su mercadotecnia.

“El Mal Querer” es un disco basado en una novela occitana del siglo XIII, una tragedia que nos cuenta el doloroso proceso que vive una mujer desde el enamoramiento, la expectativa hasta el desamor, el dolor y el resurgimiento.

Dividido en 11 canciones el álbum interpreta cada capítulo del libro con un tema, dándole así orden a esta narrativa que aunque es una producción comercial, es decir pensada para las masas y las ventas millonarias, tiene en todo momento conceptos que juegan con fusiones experimentales, composiciones alto complejas y sonidos de difícil digestión. Esto en resumen fue el primer punto de partida para que Rosalía llamara la atención con este disco.

Una cosa es la historia y su narrativa, el fondo lírico. Otra cosa es el molde en que fue creada. Los géneros musicales involucrados en este disco son elementos que de inmediato pusieron en el radar al Mal Querer. El eje fundamental es el flamenco. Siendo ella catalana se apropia de un estilo ajeno y lo reproduce pero no desde un punto de vista folklórico o tradicionalista sino que lo acomoda al tiempo y modo de esta época.

Junto al flamenco reside el trap, la tendencia global no podía quedar fuera de una producción que pretende ser un fenómeno mundial, los sintetizadores, beats y samples quedan estampados dentro de la configuración general del disco.

Todo esto se envuelve en un claro pop. Porque ese es su objetivo, popularizarse, impregnarse en el oído general. Y aunque la apuesta fue más que arriesgada, mayúsculo fue el premio luego de conseguir el éxito.

En lo sentimental, estos tres géneros añaden sus características emotivas, el desgarrador lamento del flamenco, la sensualidad incitante del trap y la empalagosa melodía del pop. Juntos crearon una historia para nada feliz, un llanto que entre el amor y el desamor consiguió convertirse en uno de los discos más importantes del 2018.

El amor no se puede contar sin dolor, para valorar la verdadera felicidad siempre hay que recordar esos momentos de pena, rencor y sufrimiento. “El Mal Querer” no es un disco feliz, pero sí expresa en plenitud lo que es el amor.

 

Link de Spotify.

Post a Comment